Alma

Eterno amor

El frío llenó mi corazón de pena y el canto de los pájaros era tan triste, que parecía que lloraban.

Desperté pensándote como cada mañana, me serví un café oscuro como el mismo día y comencé a escribir para ti.

Amé cada espacio de tu alma, cada centímetro de tu cuerpo, cada latido de tu corazón. Esa mañana recordé cada risa, cada canción dedicada, nuestras manos enlazadas mientras caminábamos bajo la lluvia, cada beso lanzado de lejos y una que otra carta de amor.

fotos-zte-a310-238.jpg

Vi también tus largas pestañas, tu sonrisa de niño, los mensajes de texto que me enviabas, escuché tu risa, escuché tu voz.

Vi pasar ante mis ojos abrazos bajo la luna, promesas de amor eterno y tu forma salvaje y tierna de hacer el amor.

Vi abrazos desesperados, suspiros llenos de fuego y también noches enteras de tristeza y de dolor.

Esa mañana gris, mientras caía la lluvia, entendí que no hay nada más grande que este amor. Que aunque pasen los años y la rutina canse, en el fondo tú siempre tendrás mi corazón.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s